La fatiga por compasión es un síndrome que aunque se evidencia muy frecuentemente en Colombia en la protección y defensa de los animales aún no se ha reconocido o diagnosticado como tal. El síndrome se ha identificado en el área de la salud y recientemente se ha hablado de médicos veterinarios y poco a poco se está relacionando con activistas.

En este artículo la Psicóloga Brenda Zambrano amplía el tema y expone la importancia de conocer los síntomas y cómo buscar apoyo de un profesional a tiempo.

¿Qué es la fatiga por compasión?

Según la psicóloga, la fatiga por compasión o el síndrome de desgaste por compasión o empatía, es un síndrome del que se habla desde el año 1985 y se ha identificado especialmente como el sufrimiento y los síntomas que ocurren a personas que están al cuidado de otros, que están expuestos al sufrimiento del otro, y cómo eso afecta personalmente, espiritualmente,  en la conducta, en lo social y en lo físico, a dichas personas. Generalmente se habla de cuidadores de la salud, por ejemplo en el caso de cáncer, enfermedades terminales, entre otras, y recientemente se habla de veterinarios, de proteccionistas y defensores de los animales, quienes también están expuestos a muchos casos donde ven el sufrimiento y empiezan a experimentar el sufrimiento dentro de sí mismos y dentro de sus propios cuerpos. En conclusión, el síndrome de la fatiga por compasión es causado por el agotamiento absoluto de ser testigos del sufrimiento de otro, sea humano o no. Y este síndrome suele desarrollar muchas perturbaciones en la vida normal del activista.

Según la psicóloga Brenda, en Colombia en general se tiene esta dificultad con la salud emocional, ya que apenas se está reconociendo y luchando por la salud física, por ende, en Colombia existe una división entre la salud física y emocional como sino fuera tan importante como otras condiciones.

Escucha la intervención completa de la psicóloga Brenda Zambrano:

¿Cuáles son los síntomas de la fatiga por compasión?

Hay diferentes aspectos que se van a ver afectados como; la parte cognitiva, emocional, comportamental, espiritual y la parte física. La concentración se ve disminuida, falta de orientación, preocupación, irritabilidad, comportamiento de sueños desordenados, propensos a perder cosas o a tener accidentes, pensamientos sobre hacerse daño a sí mismo y a los demás, miedo, tristeza, sudoración, dificultad para respirar, dolores de cabeza, estrés, entre otras.

Según la psicóloga las personas se sienten frustradas de no poder hacer nada ante las condiciones de los demás.

Este síndrome en el medio del proteccionismo y defensa de los animales no sólo afecta a las personas como tal, también se ven afectados los animales, debido a que los síntomas suelen empeorar haciendo que la persona sea incapaz de realizar ciertas tareas, como el cuidado de los animales en general.

La fatiga por compasión en el activismo es un síndrome que aún no ha sido reconocido por especialistas Clic para tuitear

¿Qué hacer?

Una vez se identifiquen los síntomas es importante tener una red de apoyo, sea la familia o amigos. Escuchar a las personas que han notado cambios en su estilo de vida o hábitos. En el caso que la situación empiece a invadir nuestra vida y dejar a la persona poco funcional sea en el trabajo, en la familia o en las relaciones, es momento de acudir a un profesional de la salud, bien sea un terapeuta alternativo, clínico o un psiquiatra, para poder hacer el debido manejo de los síntomas y de las causas

Este espacio es exclusivo del usuario, por tal motivo Conexión Animal no se hace responsable por las opiniones que se presenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.