En Bogotá, en el barrio Caracolí-Ciudad Bolivar, los perros y gatos están siendo abandonados masivamente por las familias que están desalojando el lugar por ser zona de alto riesgo. Defensores de los animales piden ayuda con hogares de paso, alimento y demás para poder salvaguardarlos. 


En Caracolí habitan familias que han llegado desplazadas por la violencia, considerándose el asentamiento ilegal más grande de Bogotá. Alrededor de 640 familias llegaron hace cinco años a esta ladera que bautizaron como Nueva Esperanza, son personas de todas partes del país, las cuales muchas de ellas conviven con perros o gatos. 

Algunas de las familias alcanzaron a ser censados para tener la posibilidad de adquirir una vivienda, pero muchos fueron los que se quedaron por fuera y ahora están desalojando la zona. Andrea Padilla, Vocera de AnimaNaturalis Internacional en Colombia, manifestó que «a raíz de los desalojos en Caracolí, decenas de gatos y perros están siendo abandonados. Las proteccionistas hemos sacado 45 (25 gatos, 20 perros), pero aún quedan muchísimos. Necesitamos dinero, alimento y sobre todo hogares (de paso y definitivos.) Este sábado 3 iremos a esterilizar 17, gracias a una pequeña donación que recibimos, pero no queremos devolverlos a las calles«.

Si desea unirse a esta causa escriba al correo andreap@animanaturalis.org para programar la donación. 

En el barrio Caracolí de Bogotá los perros y gatos están siendo abandonados por las familias tras desalojo Clic para tuitear

Este espacio es exclusivo del usuario, por tal motivo Conexión Animal no se hace responsable por las opiniones que se presenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.