En días atrás se conoció el caso de envenenamiento masivo de perros en el corregimiento Cascajal, localizado en el municipio de Sabanalarga, Atlántico. Desde la Red de Animalistas, Proteccionistas y Rescatistas de Colombia informaron que ya instauraron la denuncia penal por maltrato animal, puntualmente por el envenenamiento y muerte de más de 15 perros en dicho corregimiento.


Jairo de Jesús Holguin, representante de la Red de Animalistas, Proteccionistas y Rescatistas de Colombia denunció por el delito contra la vida y laintegridad física y emocional de los animales (título XI-A, artículo 339A del Código Penal) según el artículo 5º de la ley 1774 de 2016, en contra del señor Robinson Barros, quien fuese el administrador de la Finca las Mañanitas del corregimiento de Cascajal de esta Municipalidad donde se encontraron algunos de los perros envenenados.

Según investigación realizada por la Red de Animalistas a las familias quienes perdieron a sus animales de compañía, todos presentaron los mismo signos de envenenamiento; botaron babaza por su hocico como también defecaban sangre con olor a veneno.

CIRCUNSTANCIAS DE AGRAVACIÓN PUNITIVA DENTRO DEL CASO:

«La conducta fue cometida bajo las siguientes circunstancias de agravación punitiva establecidas en el Código Penal (título XI-A, artículo 339B), según la adición del artículo 5º de la ley 1174 de 2016, De acuerdo al estado en que se encontraron todos estos animales consideramos que hubo mala fe de parte del administrador de la finca las mañanitas señor Robinson Barros. La Red de Animalista de Colombia, solicitamos a la Fiscalía general de la Nación un castigo ejemplar para que estos actos no se vuelvan a presentar ya que va en contravía del trabajo voluntario que nosotros realizamos a diario que es el de trabajar por la calidad de vida de todos los animales; los perros envenenados mostraron agonía y dolor de parte de todos los propietarios de estos animales«.

En Cascajal-Sabanalarga iniciaron proceso penal por envenenamiento masivo de perros Clic para tuitear

PRETENSIONES:

«Se tenga por formulada la denuncia por los hechos descritos y, en tal virtud, se ordene la apertura de la investigación por el DELITO CONTRA LA VIDA, LA INTEGRIDAD FÍSICA Y EMOCIONAL DE LOS ANIMALES (título XI-A del Código Penal según la ley 1774 de 2016), contra la persona denunciada con imposición de las sanciones pertinentes. Así mismo. Se lleven a cabo las actuaciones necesarias para evitar la vulneración del ordenamiento jurídico y, en concreto, se intensifique la actividad inspectora para prevenir la comisión de delitos o contravenciones como los detallados en la presente denuncia. Solicitamos que este señor no esté más en el entorno de nuestro corregimiento ya que en anteriores ocasiones hemos tenido algunos tropiezos y hace algunos meses al señor ROBINSON BARROS me enveneno un perra y un gato. Consideramos que la Finca y los propietarios de esta finca no tienen nada que ver con este incidente, el problema de fondo y la muerte de estos animales es responsabilidad directa del señor Robinson Barros«.

Este espacio es exclusivo del usuario, por tal motivo Conexión Animal no se hace responsable por las opiniones que se presenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.