Lupe, más conocida como Chimuela por su familia humana, logró sobrevivir luego de ser desechada de un criadero. Hoy su adoptante te contará su historia.


Janeth Bedoya nos cuenta la historia de rescate y vida de Chimuela, una canina de tamaño pequeño que fue usada por los criadores de perros por su raza Pinsher. Janeth hace énfasis en que el objetivo de contar la historia de Chimuela no es de pelear, ni de enojarse con las personas porque deciden comprar un animal, argumentando que; como dicen quienes defienden la compra, “es su dinero y su decisión”. Sólo espera que piensen en lo que patrocinan, en lo que realmente están pagando.

 

“Lupe (Chimuela) era una perra de cría, a pesar de ser tan “feíta” (en gran parte por sus precarias condiciones de vida) es una pinsher pura. Vivió toda su vida encerrada, y lo sé porque ella no salía de esa casita de madera para absolutamente nada, por eso debía meterle la coca dentro de la casa para que comiera, sino no comía, debía sacarla “a las malas” de la casita para hacer sus necesidades, sino, simplemente lo hacía todo ahí (como cuando vivía en una jaula)…Ella se la pasaba sentadita en la esquina del fondo de su casita, muerta del susto, estaba muy enferma, olía supremamente mal, su recuperación física fue muy larga y costosa, se apegó muchísimo a mí, mi hermano trató de que durmiera con él, y Chimuelita bajó corriendo y llorando a buscarme, no confiaba en nadie, siempre tenía miedo, de todo, y de todos”.

“A ella la desecharon casi muerta, al igual que otros varios perritos, porque ya no producían, ya estaban viejos y muy enfermos, algunos de ellos, no sobrevivieron (la que yo iba a adoptar antes de Chimuela, de ese mismo criadero, estaba cieguita, y murió antes de poder llevarla a mi casa)”.

“Ahora afortunadamente, Lupita (Chimuela) está muy bien, físicamente y emocionalmente, es una perrita feliz, muy feliz, muy mimada, que tiene todo, y más de lo que necesita. Su vida entera fue un infierno, ahora está bien, pero el futuro de muchos de estos perritos de criadero, no es el mismo, muchos mueren cautivos y enfermos, y luego son desechados como basura”.

“Piensa de vez en cuando, en el sufrimiento del cual apartas la vista” Albert Schweitzer

Este espacio es exclusivo del usuario, por tal motivo Conexión Animal no se hace responsable por las opiniones que se presenten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.