Ante el comunicado del Alcalde de Medellín Federico Gutierrez donde asegura que no habrá temporada taurina en la Macarena y tras los fallidos anuncios sobre la cancelación de esta feria, la empresa Mexicana Casa Toreros, quien estaba haciendo lo posible por salvar la tauromaquia en Medellín, confirmó de una vez por todas que no habrá temporada taurina 2019 en la ciudad por la liquidación del contrato por parte de la empresa propietaria de La Macarena, tachó la decisión del Alcalde como un acto arbitrario, populista, demagógico y claramente electoral, y aseguran estar convencidos que la afición taurina de Medellín hará valer su libertad en las urnas y le dará un revés como ya lo hicieron en Bogotá.

El comunicado del Alcalde Federico avivó nuevamente la ilusión de defensores de los animales y por supuesto la posibilidad de que los toros no tuviesen que pasar por esta práctica que conlleva maltrato animal. El Alcalde fue enfático en que en Medellín han trabajado por el bienestar animal y por eso no habrá temporada taurina en la ciudad. También manifestó que respeta a quien guste de la tauromaquia, pero en lo personal se aleja de esta actividad y rechaza las intenciones de dar ingreso gratuito para menores de edad. 

                                               

El 5 de enero la empresa Casa Toreros había anunciado mediante comunicado de prensa que tomaría el mando de la tauromaquia en Medellín en asocio con el ganadero Alberto Cediel, de esta manera buscarían evitar que la plaza de toros La Macarena se quedara sin feria taurina. Ya habían dado a conocer los carteles de la temporada taurina 2019 y estaban próximos a sacar la información completa de la venta de abonos y boleterías. Pero, gracias a la postura del Alcalde Federico, al rechazo por redes sociales de defensores de los animales y comunidad en general ante la realización de esta temporada taurina, y gracias a la reunión entre el Alcalde y los representantes de D’Groupe, donde vale aclarar que la Alcaldía es socio de La Macarena, dio como resultado no prestar este espacio para las corridas de toros y cancelar el contrato de arrendamiento con Casa Toreros. Medellín no se manchará de sangre durante el mes de febrero, mes en que se llevaría a cabo la temporada taurina 2019.

Mediante comunicado de prensa Casa Toreros manifestó que:

Con absoluto pesar, desde Casa Toreros tenemos que anunciar que luego de varios días de intentar llegar a un acuerdo y con el gran esfuerzo que habíamos realizado como empresa para salvar la feria taurina de La Macarena en Medellín, finalmente no podrá ser.

A pesar de tener un contrato firmado con los propietarios del coso, el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, desconociendo la Ley y los fallos de la Corte Constitucional, en un acto arbitrario, populista, demagógico y claramente electoral, ha decidido no autorizar la celebración de la Feria de La Macarena 2019, en la que veníamos trabajando con máxima ilusión. De tal manera, que el Municipio de Medellín propietario en un 49 % de las acciones de la plaza y su socio en la propiedad, D’Groupe SAS, han preferido rescindir el contrato de manera unilateral, asumiendo las cláusulas correspondientes, pero atropellando los derechos y la libertad de millares de ciudadanos que viven la Cultura Taurina de forma pacífica, civilizada y respetuosa en la capital antioqueña. Por tanto, queremos aclarar que esta empresa no ha desistido en la celebración de la Feria, como argumentó el alcalde, sino que nos hemos visto forzados ante la liquidación del contrato por parte de la empresa propietaria de La Macarena.

Es importante decir que debido a este tipo de personajes como el Alcalde Federico Gutiérrez incapaces de trascender por hacer políticas en favor de sus pueblos y que por ello tienen que recurrir al populismo electoral, que hablan de derechos de los animales al mismo tiempo que coartan libertades humanas, nuestra fiesta está siendo golpeada, pero estamos convencidos que la afición taurina de Medellín hará valer su libertad en las urnas y le dará un revés como ya lo hizo Bogotá.

Desde Casa Toreros, no nos queda más que agradecer a una afición que nos recibió con los brazos abiertos y que confió en nosotros para la organización de la feria. Confiamos en que esto no quedará así y que La Macarena no se cierre definitivamente para los Toros, porque los derechos y libertades no se negocian, se exigen y los aficionados, como cualquier ciudadano, tenemos derecho a ejercer una actividad que la ley y la Constitución colombianas permiten y protegen.

Queremos que los Toros vuelvan a Medellín.

Defensores de los animales expresaron seguir atentos y realizando diversas actividades educacionales y de rechazo a estas practicas, resaltando que no bajarán la guardia en Medellín, son conscientes de que queda mucho camino por recorrer para lograr la abolición de la tauromaquia en Colombia, pero que sin duda, poco a poco los colombianos van tomando consciencia y buscarán otro tipo de entretenimiento que no involucre maltrato y muerte animal.

Este espacio es exclusivo del usuario, por tal motivo Conexión Animal no se hace responsable por las opiniones que se presenten.