A través de la campaña; “De Regreso a Casa” de Conexión Animal se registró 36 reportes de animales afectados por la pólvora sonora, durante la alborada, que se extendió hasta alrededor de las 4 de la madrugada.


Desde el día 29 de noviembre, Conexión Animal realizó el llamado a la administración y entidades de control para que evitara la realización de las alboradas en los diferentes negocios, como; discotecas, bares y licoreras, quienes anunciaron estas actividades con anticipación. Este reporte se realizó mediante radicado formal ante la administración, a la cual no hubo respuesta positiva, y dichas prácticas se desarrollaron sin presencia de la autoridad:

El alcalde Jorge Iván Ospina, hizo caso omiso a la realidad de las 4.800 afectaciones a los animales que se han presentado a causa de la pólvora durante los años 2018 y 2022, y aun con esta evidencia, no emitió decreto antes del 30 de noviembre, día en el que se lleva a cabo la alborada. Como si fuera poco, decidió comunicar que; con apoyo de la Secretaría de Seguridad y Justicia, realizarían acompañamiento en los lugares donde se llevaría a cabo esta práctica, como; en Calimio Norte y Floralia, pero, también manifestó que; “no tiene problema con que la comunidad haga alboradas“.

Mediante la campaña se pudo reconocer que:

  • Se tuvo el reporte de 36 animales afectados por la Pólvora.
  • 9 animales, entre perros y gatos, fueron reportados como extraviados.
  • 23 animales, entre perros y gatos, fueron reportados como desorientados.
  • No se presentaron animales quemados, atropellados o fallecidos.
  • Entre los afectados se identificaron, 32 perros y 4 gatos.

Los barrios con más reportes fueron:

  • Sucre
  • Valle del Lili
  • El Ingenio
  • Villacolombia
  • 20 de Julio
36 animales se vieron afectados por los estruendos de la pólvora durante la alborada en Cali Share on X

Las comunas donde más se recibieron reportes fueron:

  • Comuna 17
  • Comuna 18
  • Comuna 9
  • Comuna 6
  • Comuna 19
  • Comuna 11

Entre los casos más graves que reportaron como efectos de la alborada, fue el de Katy, sucedido en el barrio Los Cristales al oeste de Cali. Katy, una perra, se estaba recuperando de una delicada cirugía, y debido a la denotación de pólvora, provocó una afectación en la cicatriz de su cirugía, abriéndose los puntos, para lo que su familia humana debió ser llevada a urgencias en estado delicado:

Este espacio es exclusivo del usuario, por tal motivo Conexión Animal no se hace responsable por las opiniones que se presenten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *